Admisiones

 

La Facultad de Derecho de la Universidad Interamericana de Puerto Rico admite estudiantes en los semestres de agosto y enero de cada año para el programa de derecho (Juris Doctor) y para el programa de maestría LL.M en Litigación y Métodos Alternos para la Solución de Disputas.

Juris Doctor es un programa dirigido a estudiantes que graduados de bachillerato buscan una opción de estudios graduados que les permita adquirir los conocimientos y desarrollarse en el campo del derecho.

Maestría LL.M en Derecho es un programa que está dirigido a aquellos profesionales del derecho, abogados, que en su incesante búsqueda de mejorar su perfil académico encuentran en Puerto Rico una primera opción de estudios graduados. Es una maestría diseñada para abogados litigantes en el ejercicio de la profesión jurídica.

       
Notificación a personas interesadas en cursar estudios de derecho

        

El Estándar 504 (a) de los Estándares de Acreditación de la American Bar Association, dispone que:

  1. A law school shall advise each applicant that there are character, fitness and other qualification a for admission to the bar and encourage the applicant, prior to matriculation, to determine what those requirements are in the state (s) in which the applicant intends to practice.  The law school should, as soon after matriculation as in practicable, take additional steps to apprise entering students of the determining the applicable character, fitness and other qualifications.

En cumplimiento con el citado Estándar 504 (a) se les notifica que en Puerto Rico existen varios requisitos, entre ellos la buena reputación, para ser admitido al ejercicio de la abogacía.

1. La Regla 4.1.1. del Reglamento de la Junta Examinadora de Aspirantes al Ejercicio de la Abogacía en Puerto Rico dispone que, toda persona que desee ser admitida al ejercicio de la profesión de abogado en el Estado Libre Asociado de Puerto Rico deberá cumplir con el requisito de ser persona de buena reputación.

Esta regla también dispone que la persona deberá:

  1. Ser mayor de 21 años de edad
  2. Haber cursado estudios de Derecho y obtenido el grado correspondiente al título de abogado en una Escuela de Derecho aprobada por la American Bar Association o por el Tribunal Supremo de Puerto Rico.
  3. Aprobar un examen de Reválida General preparado, administrado y evaluado por la Junta Examinadora de Aspirantes al Ejercicio de la Abogacía de Puerto Rico.
  4. Haber obtenido, antes de su admisión a un Escuela de Derecho, el grado Universitario de bachillerato si es egresado de una institución en Estados Unidos o Puerto Rico.  En los demás casos debe haber aprobado un programa de estudios universitarios equivalente, que cumpla con las normas establecidas por el Consejo de Educación Superior o que tenga la aprobación del Tribunal Supremo de Puerto Rico con respecto a la preparación mínima requerida para ser admitido a una Escuela de Derecho en Puerto Rico.
  5. El aspirante que hubiese cursado sus estudios en países extranjeros deberá ser persona de buena reputación y cumplir con los incisos (a), (c) y (d), y convalidar sus estudios y obtener el grado correspondiente al título de abogado en una Escuela de Derecho aprobada por la American Bar Association y por el Tribunal Supremo de Puerto Rico.  Luego de convalidar sus estudios y obtener el grado correspondiente al título de abogado en una Escuela de Derecho que satisfaga los requisitos de acreditación, el aspirante egresado de una universidad extranjera deberá presentar evidencia de ello ante la Junta Examinadora con su solicitud de admisión al examen.

2.  La Regla 12 de las Reglas del Tribunal Supremo de Puerto Rico dispone, entre otras cosas, que todo aspirante al ejercicio de la abogacía que haya aprobado los exámenes de reválida deberá comparecer ante la Comisión de Reputación de Aspirantes al Ejercicio de la Abogacía.  Luego de cumplir con los requisitos exigidos por dicha Comisión y aprobados por el Tribunal Supremo, y de ser expedito por aquella un certificado acreditativo de su buena reputación, el solicitante prestara el correspondiente juramento.

El solicitante a admisión a la Facultad de Derecho debe pues tener claro que:

  1. Graduarse de la Facultad de derecho con el grado académico de Juris Doctor no le concede autorización automática para ejercer la abogacía en Puerto Rico.  Obtener el Juris Doctor es uno de varios requisitos que la persona debe cumplir para poder ejercer la abogacía.
  2. Aprobar los exámenes de reválida es otro de los requisitos para poder ejercer la abogacía, pero el hecho de haberlos aprobado no es, por si solo autorización automática para ejercer la abogacía.
  3. Además de obtener un Juris Doctor y aprobar los exámenes de reválida, la persona que interese ejercer la abogacía en Puerto Rico debe obtener un certificado acreditativo de su buena reputación, expedido por la Comisión de Reputación de Aspirantes al Ejercicio de la Abogacía.  Deberá además, cumplir otros requisitos establecidos en la antes mencionada Regla 4.1.1.

Se advierte a los solicitantes que ciertos eventos, sucesos, incidentes y conductas pasadas o que puedan materializarse durante sus estudios de Derecho y antes de que su expediente fuese revisado por la Comisión de Reputación de Aspirantes al Ejercicio de la Abogacía, podrían causar que dicha Comisión  no emitiera el certificado acreditativo de buena reputación.  Se aconseja a los solicitantes que lean cuidadosamente las Reglas antes citadas y que si tienen dudas o preguntas sobre si algún  suceso en sus vidas podría presentarles dificultades o impedimentos para obtener el certificado acreditativo de buena reputación en el mañana, que busque información y orientación sobre el particular.

Se aconseja también a los solicitantes a que, si tienen alguna duda en cuanto a si cumplen o no con alguno de los otros requisitos mencionados, busquen información y orientación al respecto.

Se exhorta a los solicitantes a que, si interesa eventualmente ejercer la profesión jurídica en una jurisdicción distinta a Puerto Rico, desde ya se informen y oriente sobre los requisitos de admisión a la abogacía en dicha jurisdicción.