Métodos Alternos

Mediación: Es el proceso de negociación directa de un conflicto entre las partes, asistidas por un facilitador neutral. Aunque el mediador no rinde una decisión ni evalúa las respectivas posiciones, ayuda en el intercambio de información y de alternativas que contribuyen a una solución mutuamente satisfactoria.


Arbitraje: Mediante este proceso una persona designada como neutral emite una decisión en el caso después de escuchar a las partes in controversia.  La decisión o laudo tendrá carácter obligatorio, pero las partes pueden convenir pueden convenir de antemano que el árbitro les brinde una opinión consultiva, sujeta a una posterior aceptación o negociación entre ellas.


Evaluación Neutral: Bajo este procedimiento las partes en conflicto obtienen una avaluación razonada y no vinculante de su caso en los méritos.  Dicha evaluación estará basada en aquella información esencial, oral y escrita que las partes someterán al evaluador neutral en una etapa temprana de la controversia.


Las Ventajas de los Métodos Alternos

Los métodos alternos antes indicados, así como otros de naturaleza similar, han comprobado su efectividad como alternativas a la litigación y como mecanismo de prevención de conflictos.  Por otra parte, casos que pueden tomar meses y hasta años en los tribunales se han resuelto en cuestión de hora a través de los métodos alternos.  La informalidad de los  procesos también conlleva, por lo general, menos gastos y mayor agilidad en la toma de decisiones.  Cabe agregar las ventajas anteriores, que bajo método alternos, es posible concebir medidas remédiales que no están disponibles a los jueces y que atienden en forma más satisfactoria los intereses de las partes.