Educación Clínica

El Programa de Educación Clínica es un componente significativo del currículo de la Facultad de Derecho. A través de un enfoque comprensivo se ofrece un programa de excelencia que permite el desarrollo de destrezas esenciales que capacitan al estudiantado para la práctica de la profesión.

El curso de Teoría, Doctrina y Práctica de la Litigación permite a los/as estudiantes iniciarse en el ejercicio del litigio, mediante la simulación de casos, con énfasis en la técnica del interrogatorio, el ofrecimiento de prueba y la argumentación oral.

Posteriormente, en el tercer año, se ofrece a los/as estudiantes la oportunidad de matricularse en los cursos electivos de Clínica de Asistencia Legal I y II, de cuatro créditos cada uno. En estos cursos los/as estudiantes pueden realizar las tareas inherentes al ejercicio de la profesión jurídica bajo la supervisión de una profesora o profesor especializado en la metodología clínica. Cada estudiante podrá asumir un rol activo para la solución de controversias reales mediante el uso de los métodos alternos o el litigio durante sus diversas etapas: la entrevista a clientes, discusión y selección de estrategias, redacción de documentos, comparecencia a agencias administrativas y tribunales, entre otros.

Esta intensa práctica en casos reales se realiza desde la Facultad mediante consorcio establecido con la Oficina Legal de la Comunidad, Inc., entidad sin fines de lucro creada en 1982 que, mediante propuesta a la Corporación de Servicios Legales en Washington, y con el auspicio de otras entidades federales, locales y municipales, ofrece servicios legales gratuitos de naturaleza civil a la comunidad indigente de San Juan.

La participación en la Clínica de Asistencia Legal ha promovido el desarrollo de sensibilidad hacia las necesidades de los grupos más marginados de la población y ha fomentado la discusión de los activo para la solución de controversias reales mediante el uso de los métodos alternos o el litigio durante sus diversas etapas: la entrevista a clientes, discusión y selección de estrategias, redacción de documentos, comparecencia a agencias administrativas y tribunales, entre otros.

Esta intensa práctica en casos reales se realiza desde la Facultad mediante consorcio establecido con la Oficina Legal de la Comunidad, Inc., entidad sin fines de lucro creada en 1982 que, mediante propuesta a la Corporación de Servicios Legales en Washington, y con el auspicio de otras entidades federales, locales y municipales, ofrece servicios legales gratuitos de naturaleza civil a la comunidad indigente de San Juan.

La participación en la Clínica de Asistencia Legal ha promovido el desarrollo de sensibilidad hacia las necesidades de los grupos mas marginados de la población y ha fomentado la discusión de los conflictos éticos que se suscitan en la atención a los casos, así como del rol de abogados y abogadas ante la existencia de sectores desposeídos y sin acceso al sistema de justicia.

La Clínica de la Facultad ha sido, además, pionera en la creación de proyectos especializados para la atención de programas legales específicos, a través de propuestas concedidas por el Departamento de Educación de los Estados Unidos y la Oficina de Asuntos de la Juventud. Así, se han creado módulos para la intervención y representación en casos de maltrato de menores, víctimas de VIH-SIDA, defensa del ambiente y las comunidades afectadas, así como para la intervención en la búsqueda de soluciones a conflictos por vías alternas a la litigación como lo son la conciliación y la mediación.